domingo, 20 de octubre de 2013

Punto y seguido.


Mi sobrino Manolo, además de darme las clases necesarias para introducirme en este mundo "mágico" de la cibernética, al que previamente me oponía, como comenté en la entrada del pasado tres de abril, fue quien además, me animó para que proyectara mi propio blog.

Me pareció una idea acertada, pues pensé que me serviría de entretenimiento y diversión escribir sobre algunas etapas de mi variada vida.

He escuchado en alguna ocasión el calificativo de memorias -género tan de moda en estos tiempos- para mis relatos, pero nada más lejos de la realidad ni de mis pretensiones. Primero: porque soy consciente de que mi existencia no tiene el menor interés público y segundo: porque menos interés tengo yo en publicarla.

Se trata solo de una simple semblanza, de determinadas vivencias desde mi infancia hasta nuestros días, con una narrativa amena en lo posible y con el punto de humor que permite mi corto ingenio, pero sin rebasar los límites de mi privacidad, salvo algún caso inevitable, pero siempre sin acritud y, al mismo tiempo, evitando los temas políticos o religiosos.

El estilo de narración, el que para mi resulta más sencillo, es el de primera persona, el empleado en general en la Novela Picaresca, a cuyo género sigo siendo muy aficionado. No podría hacerlo de otra forma. Me defino como lector desde mi lejana niñez extremeña, cuando mi Lelo me enseñaba las primeras letras con apenas cinco años de edad, como comentaba en un capítulo dedicado a la infancia; pero nunca como escritor. Es más, he de confesar que me cuesta horrores componer la trama de cada relato. Admiro a quienes manejan la "pluma" con desenvoltura y fluidez.

En realidad, la meta que me propuse en principio fue alcanzada con la publicación el pasado día 2 de octubre dedicada a mi constante lucha con el estudio del idioma inglés. Pero como la experiencia me ha resultado tan gratificante y divertida, he decidido continuar escribiendo mientras lo permitan mis facultades. En consecuencia, es esta una entrada a modo de "bisagra" entre un ciclo y el siguiente.

Como otra de mis aficiones destacadas son los viajes, he pensado en principio iniciar la siguiente etapa contando algunos de ellos, de forma preferente y siguiendo mi pauta cronológica, los que en conjunto venimos realizando los veranos desde el año 2006 mis cuñados (Gloria y Eduardo) y mi mujer (Asun) y yo. A este colectivo llamaré en adelante El Grupo, para mayor facilidad narrativa.

Se trata de largos recorridos generalmente por la España interior, para ir conociendo diversas zonas con un interés paisajístico, popular o histórico y en lo posible alejados del bullicio de las zonas turísticas tradicionales.

Procuramos instalar nuestro "campamento base" en poblaciones con un ambiente nocturno activo pero apacible, con terrazas al aire libre donde cenar, gozar de nuestra tertulia y llegado el caso poder comunicarnos con los nativos u otros viajeros y así conocer nuevas costumbres en lo que cabe.

Después, nuestro método de desplazamientos consistía en recorrer a diario todo el contorno, comprobando que ya los tentáculos de los modernos medios de comunicación han alcanzado hasta los lugares más recónditos y las  diferencias de comportamiento son cada día menos acusadas, todo está casi uniformizado.

Sin embargo, para no entrar en detalles tediosos e innecesarios, pues como ya el "oráculo" de Internet está al alcance popular y por otra parte las Oficinas de Turismo facilitan de forma gratuita todo tipo de folletos informativos, me limitaré a una explicación resumida sobre los lugares visitados y a contar algunas de nuestras propias experiencias, anécdotas y desplazamientos.


Si hay ocasión posterior, publicaré lo que se me vaya ocurriendo, incluso volver a periodos de la infancia, adolescencia o juventud, en caso de que mi memoria evoque algunos momentos que considere interesantes para ejercitarla y entretenerla. La puerta queda abierta.

17 comentarios:

  1. Muy bien, tu sigue contando, que tu fiel sobrina en la distancia seguira leyendote con interes.
    Sin duda tu hubieses sido un profesional en el mundo del turismo, viajar contigo es como llevar un Espasa al volante.
    Besos desde Karlsruhe

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuanto me alegra tu presencia, aunque sea con la palabra escrita!
    Como ya he dicho, seguiré escribiendo mientras pueda, aunque a estas alturas de la vida, solo sea por puro entretenimiento.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. .
    No hay que ponerse límites ni prefijar nada en un guión. Solo hay que dejarse llevar y escribir, Sr. Carrasco.
    :-)

    ResponderEliminar
  4. Muy bien, aclarado,,,, menos royo y mas manteca... que empiece lo interesante que EL GRUPO seguro tiene muchoooo que contar y entretenido.

    ResponderEliminar
  5. Sí, cierto que hay mucho que contar de los viajes "Del Grupo". Ya está todo en "cartera", para ir dosificando las entradas.

    ResponderEliminar
  6. Preciosa la foto que has puesto en el blog, así es al final saldremos todos por una puerta como esa.
    Tu sobri
    Consuelo

    ResponderEliminar
  7. A un hombre con tan poca pluma como tu tienes, no se le da nada mal el manejo de esta,jajajaja. Espero poder seguir disfrutando de tus relatos y anécdotas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos deseos motivan mi empeño para seguir con esta labor.

      Eliminar
  8. Espero expectante la nueva etapa. Aunque soy de poco moverme, siempre me han gustado mucho los viajes de otros, y usted lo cuenta todo con mucho desparpajo y una facilidad de comprensión que ya quisieran para sí muchos escritores encumbrados. Estaré a la espera, a ver a qué lugares nos lleva El Grupo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi deseo es que esos viajes resulten ilustrativos para aquellas personas que no conozcan las zonas a las que me refiera, o como recordatorio a quienes, por el contrario, las conozcan.
      Se de un programa de T.V., que no suelo seguir realmente, que se llama "Un país para comérselo". Cierto que contamos con una rica y variada gastronomía, pero mi enfoque va por "Un país para verlo". En verdad que merece la pena.

      Eliminar
  9. Deseando estoy de seguir leyendo tus relatos (¡que es eso de que tenian final!)
    ya que se han convertido en un buen "vicio" (valga la contradicción).
    Ya quisieran muchos eruditos en la materia narrar y explicar acontecimientos como lo hace el "tio lolo".
    Lo dicho, esperando los capitulos de - Españoles por España.

    besos Sharon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, tenía una meta que era relatar las vivencias que tenía "in mente", pero luego ya he dicho que, como me entretengo y divierto escribiendo y si sumo además estas palabras de ánimo, pues seguiré haciendolo mientras "tenga cuerda",
      Besos.

      Eliminar
  10. Prefiero leer tu blog, con esas aventuras y desventuras.
    Total que hay en la TV? Política y corrupción, nos nos enseñan nada.
    Sigue así y al final tendrás tu propia radio (Carrasco al aparato).
    Saludos FAMYLI.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que bien, si he de instalar una emisora de radio, ya te tengo a ti para que me instales las antenas emisoras en los puntos más altos y luego para subirte a ellas para su mantenimiento, como cuando nos llevaste a Cómpeta en "todoterreno" hasta llegar a la cumbre de mayor altitud. Eso fue en el año 2000.
      Abrazos.

      Eliminar
  11. Que no quede por mi parte la dosis pertinente de ánimo en la empresa viajeril
    Julio

    ResponderEliminar
  12. Estoy en ello. Me entretiene mucho rememorar los viajes. Ya tengo varios en "cartera"

    ResponderEliminar